Literatura Alternativa Sueca: LYRA EKSTRÖM LINDBÄCK

IMG_20150803_120947

(14 de Junio del 1990)

Con 25 años, Lyra Ekström Lindbäck tiene dos novelas publicadas, ha escrito y dirigido Kris, una obra de teatro basada en una novela de Karin Boye, es redactora de la revista online dedicada a la poesía fikssion, tiene columna de crítica literaria permanente en Dagens Nyheter –uno de los principales diarios suecos– y administra su blog personal UTRYMME. ¡Uff! El vértigo que produce una juventud tan prolífica ha generado controversias y cautivado a partes iguales. Sin embargo a día de hoy son muchos los que consideran su novela debut un clásico contemporáneo de la literatura alternativa sueca.

Cuando Lyra era todavía una adolescente escribía mucha poesía y vivía Sundsvall, una ciudad costera sueca situada en las septentrionales tierras de Norrland. Esta población cuenta con menos habitantes que Huesca y está situada a 400 km de Estocolmo. Como muchos podéis imaginar no había ningún sitio al que ir con sus poemas, es por eso que Internet le permitió abrir camino a su creatividad y a rodearse, a través de chats y blogs de poesía, de una comunidad de poetas y escritores. «La escritura siempre ha sido un acto social para mi. Pero el porqué escribo es por supuesto más amplio que esto.» afirma actualmente. A través de la escritura en redes Lyra pudo desmenuzar y volver a ensamblar su pensamiento que ha ido construyéndose entre teorías de anarquismo y feminismo. Temas como la antipatía a la cultura del espectador, la literatura como mercancía y el fetichismo excesivo a la personalidad y al ego son temas recurrentes que se pueden encontrar desde buen inicio entre sus palabras.

Lo que se gestó en Internet confluyó en su primera novela Tillhör Lyra Ekström Lindbäck (Pertenece a Lyra Ekström Lindbäck), que fue galardonada en 2008 con el Lilla Augustpriset –la  versión juvenil del prestigioso Augustpriset, premio literario que debe su nombre al dramaturgo August Strindberg y uno de los más célebres en Suecia– y publicado el otoño del 2012. Está escrita con sencillez formal pero con unas pautas estructurales muy precisas: someter completamente al lector. Solo con leer las primeras páginas el lector es consciente de que la narradora se desliza sobre la contemporaneidad más cercana y envuelve al lector completamente en pequeños detalles comunes para luego atacarlo violentamente. El libro es un ejercicio metaliterario que ahonda en la relación de poder que se establece entre narrador y lector. Bebiendo de los juegos BDSM, el sadismo de la novela radica en que consigue convertir a su lector en un receptor o espectador masoquista que no puede evitar que a veces se le acaricie suavemente la mano y otras se le golpee con energía. Lyra mece la pasividad y los anhelos del lector para que se mantenga tan expuesto como sea posible. Así el texto torna al lector vulnerable y sin posibilidad de defensa ante las buenas y malas intenciones del narrador. Esta desigualdad entre escritor y lector es fruto de una poderosa voz narrativa arrogante y dominadora.

El año pasado publicó su segunda novela Ett så starkt ljus (Una luz tan intensa). En ella reluce su vertiente más feminista y defensora de los derechos de la comunidad LGBT. Es un relato de amor altamente reflexivo en el que los sentimientos, los deseos y la parálisis ante un mundo normalizado por heterosexuales, impiden que una relación tenga inicio ni fin. La novela es una excusa para desarrollar su pensamiento sin que aparezca teorizado, sino dejándolo que emerja a través de esta ficción concreta entre dos personajes.

Pese a que Lyra sueña con que el Manifiesto SCUM se reorganice sus dos novelas no siguen un programa político o social determinado. Se trata más bien de una decisión personal a no mostrar la vida con una imparcialidad que, según ella, no la caracteriza. Es sincera y admite que: «Trata también de vomitar mi frustración sobre la apretada selección en el mundo literario, donde la mayoría que emergen son hombres blancos heterosexuales que llenan página tras página con su perspectiva, anhelo y intencionalidad». Precisamente la revista sin ánimo de lucro fikssion es un espacio para esas voces no establecidas en el canon.

Su compromiso también la ha llevado a ser educadora en talleres de escritura para chicas adolescentes. En ellos pretende dar  los instrumentos necesarios a las jóvenes con vocación literaria para que ni el sexo ni la edad sean factores limitadores. Quiere potencia que ellas encuentren sus propias líneas de pensamiento, creación y difusión que la era Internet les brinda. Para Lyra el problema radica en la idea acartonada a la que la Literatura ha llegado que la hace parecer inaccesible, perfecta y snob. En una entrevista en el Borås Tidningen dice: “Soy crítica con el fetichismo alrededor de los libros. Ellos se consideran la más alta forma literaria, pero en realidad las obras en si mismas son un producto”.

Lamentablemente su obra no se ha traducido y se encuentra solamente en sueco. El publico hispano tendrá que esperar a leer a Lyra.

Advertisements

3 comments

  1. altaica

    Me acerco al este blogspot después de ver la selección de filmes que pusiste en Diccionario en la década de los 60. Un gusto exquisito y un conocimiento impropio para tu edad. Tan solo quise decírtelo y pasar al saludarte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s