El bosque

bosque2

Sus límites pertenecían al bosque. Más allá sabía que su mente se desquiciaría por competo, si no lo había hecho ya. La humedad del suelo, al que nunca le alcanzaba la luz, se sucedía debajo de sus pies descalzos siempre en constante movimiento, espasmódico, como el de un pequeño roedor asustadizo. La oscuridad del día tenía un tinte verdoso por las hojas caducas. La realidad del bosque se filtraba con ese tono apagado y mohoso junto con un vaho que recorría las cortezas de los mástiles erectos cuyas hojas estaban demasiado elevadas para percibirse. Y esa opaca claridad  nunca permitía saber si lo que se veía parecía ser algo o era realmente lo era. Si no se conocía el bosque era un lugar donde perderse sin embargo él no estaba perdido. El sabía que estaba en el bosque, ignoraba en que lugar de él exactamente pero sí sabía que en bosque. En caso que saliera de el estaría perdido, completamente expuesto.

Cada día tiene su noche y la noche en el bosque era tiniebla. Desaparecía la oscuridad para tornarse hacia un escalón mucho más denso de invisibilidad. Todos los demás sentidos se agudizan y se vuelven alarmas del miedo. La niebla sigue atravesando, cual espectro fantasmal, los cuerpos a su paso; el de él, el de los árboles. Se nota en los huesos y la piel se contrae. No se puede comprobar el origen de los ruidos así que deja de ser importante si son reales o producto de la mente en pánico. La noche lleva a la locura, él lo sabe y lo acepta. No tiene sentido no aceptar lo que uno vive, por duro que sea. Él está en el bosque y las sombras que su mente imagina, las voces que le susurran en el oído ya no son un problema como sí lo eran en la ciudad.

El bosque no es soledad a cada segundo algo está mutando bajo sus pies. Putrefacción que se sacude al ritmo de los gusanos, hojas que caen con trozos de corteza, el rocío que se evapora o una corriente de aire que eleva la hojarasca del suelo y deja entrever figuras humanas que le miran. Si parpadea a veces siguen estando ahí, otras se van. Pocas veces ve animales, aun así al cerrar los ojos las voces siguen susurrándole que siempre buscó la compañía de los animales porque no comprendía a los humanos. Esas palabras se repiten, cada día, cada noche. Al menos una vez, ya no lo sabe. A veces el silencio se vuelve imposible y debe empezar a gritar mientras huele el mugo que probablemente tapa sus fosas nasales por estar en contacto directo con el suelo. Los gritos impiden que oiga algo más que su voz.

El bosque es cruel y mortecino como su mente. Fuera de él sabe que se vería descompensado y desequilibrado, pero no en el bosque. Cuando se curaba sabía que debía ir allí, fue una elección personal lo sabe, lo sabe, es lo único que sabe. Que él decidió estar ahí y no en otra parte. El bosque es su límite y fuera de él estaba perdido. Porque las voces dicen que la naturaleza no contesta, que eso le impide tener problemas, pero los problemas prosiguen, esté entre humanos o entre plantas y animales. No lo comprenden, ellos no lo comprenden y el bosque sí. Sí, el bosque es tal cual es, no miente. Necesitaba encontrar aquello que le permitiera vivir, como todos. Su elección le mataría, como morirían todos. Que diferencia había, el aceptaba su realidad, que la aceptaran todos y le dejaran vivir.

El olor del barro le cubría todo el cuerpo blanquecino por la ausencia de luz. Si rascaba su piel podía sacar clapas como en la corteza de un árbol. Esto le calmaba, como le calmaba trepar a las ramas y divisar que nunca le alcanzaban las fuerzas como para estar lo suficientemente alto y ver el horizonte. Solo ramas y maraña de ramas que le protegían porque le asustaban, porque le obligaba a quedarse para siempre en el bosque. Ramas y más ramas que le hacían concebir como absurdo revelarse ante un miedo que te protege de la vida y te muestra la muerte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s