Groenlandia y Finlandia

groenlandia finlandia

Tengo dos amigas Groenlandia y Finlandia.

Groen es una chica muy impulsiva. Como medita poco las cosas, comete ciertas imprudencias que a veces la hacen parecer una loca. A mi ella me encanta pero cae mal a casi todos los nuevos amigos a quienes se la presento. Cuando dice alguna atrocidad en público Fin y yo solemos decir: “Es Groen” para justificarla cuando objetivamente eso no justifica nada. Al no reflexiona sus actos ni sus palabras se deja llevar por el consenso establecido. Sus opiniones suelen ser las que en su entorno y momento repiten todos como loros. Se la podría considerar prejuiciosa y así la vamos a considerar. Creo que es cuestión de comodidad pero no pondría la mano en el fuego. Lo que sí sé es que en su interior hay una contradicción que la está machacando. Ella estructura su mente y actúa de un modo extraño pero toma como verdaderos comportamientos estereotipados y anodinos. Groen opta a un tipo de vida convencional porque sus rarezas le han hecho preferir o alejarse de todo eso.

Fin adora todo lo bonito y lo bohemio. Le gusta rodearse también de personas bonitas y bohemias, que les guste a su vez las cosas bonitas y bohemias y que en una gran ciudad termina siendo un mundo de apariencia. Eso hace que tome como verdaderos modos de vida muy atípicos pero relativamente frecuentes. Suele romper con su rutina cada cierto tiempo para empezar una nueva vida. Ha intentado ser creativa, vivir en otros países, dejar a su pareja y no lo ha conseguido. Proyecta planes bastante descabellados que siguiendo unas pautas y con constancia podrían ser brillantes pero se quedan en nada por falta de método. Cuando Fin comenta que va a emprender una aventura Groen y yo solemos decir: “Es Fin” para justificarla cuando objetivamente eso no justifica nada. Su contradicción es por tanto salirse del estereotipo adquiriendo retos imposibles de realizar. Groen avanza por la vida modificando tanto las maneras de llegar a su objetivo como el objetivo en sí.

 En un momento determinado Groenlandia, Finlandia y yo éramos más parecidas. El tiempo nos ha vuelto muy distintas y eso a veces provoca querellas. Me asombro cuando la gente dice que las personas no cambian. Nuestras células se regeneran cada 7 años, cada tipo de célula a tiempos distintos. Así que podríamos decir que pasados unos 14 años nuestros cuerpos son totalmente distintos, ¿por qué no iban a cambiar nuestros hábitos y caracteres? Que cambien hacia la dirección que queremos ya es otro tema muy distinto. Groen y Fin no solo han mutado y definido sus caracteres a personas casi incompatibles sino que el concepto “cambio” forma parte de su carácter en sus distintas acepciones. Groen es el cambio entendido como conversión de su carácter en el contrario de lo establecido, para llegar a un ideal de modelo de vida. En el caso de Fin, toma distintas vivencias: una por otra y por otra y por otra. Al final estas variaciones, más que ser diferentes o contrarias, resultan ser de valor análogo. Cuando cualquiera de las dos resopla y dice: “Imposible entenderse con ella, somos muy distintas”, siempre pienso: “Sí, pero las tres somos productos diferentes del cambio”.

Las voy a echar de menos en mis transformaciones personales que se avecinan.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s